Free Shipping on Orders $49+! No code necessary, US domestic only

Preparacion y Cuidado


Preparando Nobles Nuevos-

 Una vez que recibas tus Nobles por correo, seguramente querrás ponerselos a tu bebe lo antes posible.

Todo lo que se necesita son dos ciclos de lavado y secado y están listos para comenzar a usar sus artículos. Estos dos lavados se pueden realizar con ropa normal siempre que no se utilicen suavizantes (los suavizantes a base de plantas son la única excepción). El objetivo es eliminar los aceites naturales de las telas para que los pañales se empapen fácilmente de la humedad. Nuestra mezcla de algodón y bambú continúa ganando absorbencia durante el octavo al décimo lavado, por lo que mejorarán aún más con el tiempo. 

Lavado y Secado

Si ya tienes una rutina de lavado establecida, estos pueden unirse de inmediato. Debido a que se despliegan en solo dos capas, se lavan muy bien.

Normalmente recomiendo la rutina de lavado estándar de:

1. Lavado corto / rápido en agua tibia con una pequeña cantidad de detergente

2. El ciclo de lavado completo más largo disponible en tu máquina usando agua caliente con una cantidad completa de detergente.

3. Enjuague adicional. Este puede ser complicado si tienes agua dura. Algunas personas han informado acumulación de minerales con agua dura al realizar este enjuague adicional. Algunos lo encuentran simplemente innecesario. Si tus pañales se sienten y huelen limpios después del paso 2 (sin residuos de detergente, burbujas o viscosidad), puedes optar por omitir este enjuague y ver si funciona para ti.

4. El secado al aire libre es económico y excelente para las manchas. Si prefieres, se pueden secar a maquina tambien. Retirar rápidamente una vez secos para mantener la elasticidad por la que son conocidos nuestros productos.

Consejos adicionales:

* Se pueden usar liners si la piel de tu bebé es sensible a la humedad y ayudarán mucho a prevenir las manchas.

* Enjuagar los sólidos lo antes posible, especialmente en material negro y oscuro. Aunque los tonos oscuros son excelentes para ocultar las manchas, pueden decolorarse si permanecen sucios, especialmente si el bebé ha ingerido alimentos ácidos.

* Cuando se secan al aire, estos pueden parecer rígidos al principio. Frótalos un poco y te sorprenderás de lo suaves que se vuelven rápidamente.